Bizcocho de las Clarisas de Sevilla

Bizcocho Clarisas 1

Como comentaba en el post del curso de Patchwork, Marta (la profe del curso) me pasó parte de la masa madre del “Bizcocho de las monjas clarisas de Sevilla”. Se trata de un bizcocho muy fácil de hacer y que tiene un sabor riquísimo. Lo especial de este bizcocho es que se tarda 10 días en seguir la receta y tienes que repartir parte de la masa madre que tu generas, a otras personas.

Cuando me contaron cómo se realizaba, me recordó a las cadenas que te envían por mail y que tienes que re-enviar a X personas “porque sino tendrás X años de mala suerte, pero si lo haces la suerte estará contigo”. Cuando menos me pareció curioso, así que acepté el vasito que me ofrecía. Ella había hecho el bizcocho para merendar la tarde del curso, y el sabor me impactó, por lo bueno que le había quedado.

Pues bien, al día siguiente comencé a prepararlo. Los pasos son muy sencillos y cuando hay que hacer algo no te lleva más de 10 min, incluído el último día que es cuando lo horneas.

Aquí os dejo la receta, por si a alguien le llega un poco de esa masa madre.

Receta
1º día: El día q te dan la masa madre, en un bol amplio se vierte el contenido y se añade 1 vaso de azúcar y un vaso de harina. NO MEZCLAR, SOLO ECHAR
2º día: Mezclar con una cuchara.
3º y 4º día: NO TOCAR
5º día: Se añade 1 vaso de azúcar, 1 vaso de leche y un vaso de harina. NO MEZCLAR, solo echar
6º Día: Mezclar con la cuchara.
7º, 8º y 9º día: NO TOCAR
10 día: De la mezcla, separar tres vasos q debes dárselos a tres personas a las q desees salud y suerte. Y añadir:
- 2 vasos de harina
- 1 vaso de leche
- 1 vaso de aceite de girasol (yo le eché un cuarto de vaso, uno entero me parecía mucho)
- 1 vaso de azúcar
- 1 sobre de levadura
- 2 huevos y una pizca de sal
Se mezcla con una cuchara y se mete al horno a 180º durante 30-40 minutos.

Y este es el resultado final:

BIzcocho Clarisas 2

Aunque a mi me ha quedado un poco más hecho por fuera (lo dejé más tiempo del especificado en la receta), el sabor y la parte de interior estaban bien hechas, así que me quedo contenta ^_^

La idea es que al repartir el la masa, lo que repartes es suerte y buenos deseos a la persona que lo das. Como todo, cada uno puede hacerse la idea que quiera: unos pensaréis que esto es una tontería, otros que es divertido y a algunos les gusta creérlo.

Por mi parte prefiero pensar que el gesto de regalar parte de la masa que preparamos es realmente un regalo de amistad hacia la persona a quién lo regalas. Que, aunque lo que estás regalando es un poco de masa, realmente lo que le trasmites son buenos deseos y energía. Pero en mi caso, tengo una vena romántica y tierna, que no acabo de curar. Ni quiero hacerlo :D

Os dejo a continuación algunos enlaces de blogs donde hablan del bizcocho, por si queréis echarle un vistazo:

Otra de las cosas que se leen por internet, y que una amiga me ha envíado a mi correo, dice lo siguiente (por si queréis seguir investigando sobre el tema):

“En España conocen esta masa como “de las hermanas Clarisas”, “de las Carmelitas descalzas de Sevilla”, y “del Padre Pío”. Este último es también el nombre por el que la suelen conocer en latinoamérica, y tiene relación con una de estas típicas cadenas tipo spam: un día te llega la masa y te dicen cómo la tienes que cuidar, pero te dicen que para que te llegue la bendición del Padre Pío, “sólo puedes cocinar el bizcocho una vez en tu vida”, y el resto de las porciones las tienes que repartir para el tema de supuestamente ir difundiendo las bendiciones y demás.
Yo la conozco desde hace años como “Pan Amish”, “Pan de la Amistad”, “Herman”, “Heming”… según quién me ha ido proporcionando la masa cada vez, aunque parece que originalmente es una receta del pueblo Amish, y de ahí el tema de pedir tan explícitamente que NO se utilice frigorífico ni batidora eléctrica, pues estos dos elementos, al no aparecer en la Biblia, no deben ‘contaminar’ la receta..”

Y por si no os llega la masa, pero quisiéseis probar a hacerlo, estos son los pasos que tenéis que seguir para hacer la masa madre desde cero:

  • - 100gr de azúcar.
  • - 250ml de agua.
  • - 7gr de levadura.
  • - 225gr de harina.

Disuelve el azúcar en la mitad del agua, tibia, y añade la levadura. Deja reposar 10 minutos para que la levadura se active. Añádele el resto del agua y la harina, lo pones en su recipiente, y lo tapas con un paño húmedo. Se deja reposar hasta el día siguiente, que es el día 1, en el que ya debes seguir las instrucciones.

Espero que os animéis a hacerlo porque repito, es muy fácil y está muy rico. Si es así..

¡Disfrutadlo!

2 Respuestas to “Bizcocho de las Clarisas de Sevilla”

  1. Beatriz Polledo dice:

    Xoxooooo,…. La proxima vez me avisas y te mando una clarisa sevillana autenticaaaa…..

    Bueno, la verdad que tiene una pinta estupenda y, seguro, que supo mejor, porque no creo que quede nada ya….
    Una pregunta: La masa durante esos dias en los que no se toca donde se guarda en la nevera??? a tiempo ambiente???
    Besinosss

Deja una respuesta a Nyarla