Curso de Patchwork

El patchwork es un vocablo inglés, que significa trabajo de remiendo, o lo que es lo mismo, confeccionar piezas uniendo fragmentos de telas de diferentes tipos y colores, conocido también como trabajo con parches o simplemente parche.

Hace un par de semanas, hablando con una de mis mejores amigas, me comentó la posibilidad de ir a un curso de Patchwork en casa de una conocida. Aunque a ella le gusta más el patronaje, sí sabía que yo estaba empezando a hacer cosas por mi cuenta (una colcha, para ser más exactos). Así que me comentó si me gustaría ir y se puso en contacto con la anfitriona para saber si le importaría tener otra alumna más. No tuvo ningún problema.

Así que en su casa nos plantamos el domingo pasado. Lo tenía todo preparado: las telas, 3 máquinas de coser listas para usarse y todo lo que pudiésemos necesitar esa tarde. La idea: hacer un alfiletero. Algo fácil para empezar. Las alumnas empezaron a llegar.. ¡y manos a la obra!

Creando la plantilla

Lo primero que tuvimos que hacer fue copiar la plantilla en entretela para coser luego cada retal y que quede con la forma correcta. Marta, nos tenía preparada para cada una una plantilla con el dibujo que íbamos a llevar a cabo con la tela

Una vez que tuvimos hecha la plantilla, escogimos los distintos retales con los que íbamos a confeccionar el alfiletero. La combinación de las telas es una de las cosas más importantes del Patchwork, porque como veréis al final, cada obra es distinta, sólo por la combinación que hayas elegido primero.

Elección de cada tela
Cosiendo en la plantilla

Una de las cosas que más me costó entender, es cómo se cose cada retal a la entretela. Tiene una forma concreta de coserse y si te equivocas, no te queda más remedio que descoserlo y volver a empezar.. ¡menos mal que no me pasó! (Marta, nos lo explicó, volvió a explicar y respondió a todas las dudas que tuvimos esa tarde, ¡así presta mucho!)

Cuando ya tuvimos la suficiente soltura para ir trabajando nosotras, cosimos cada parte de la plantilla con la máquina. Igual que estoy aprendiendo a hacer cosas con Patchwork, tampoco sé coser a máquina muy bien. Cuando yo era pequeña mi madre nos hacía ropa con su máquina, pero después se quedó tirada en un armario. Como ella no la utilizaba y a mi me interesaba aprender a utilizarla, le pedí que me enseñase. Así que no me fué del todo mal con las que había allí ^_^

Cosiendo con la máquina
Resultado final

Y bueno, ¡este fue el resultado! (la foto está un poco borrosa, pero oye, no somos fotógrafas ¡hacemos trabajos de patchwork! jajaja)

Y estas, las participantes. Todas posando con nuestro alfiletero

Participantes tarde de costura Patchwork

La verdad que nos lo pasamos muy bien. Me traje a casa nuevas ideas, comentamos trucos para seguir haciendo mi colcha, y conocimos un grupo de chicas con las que pasamos una tarde estupenda. ¡Hubo hasta bizcocho y unas cervezas, antes de irnos! (esto será motivo de un nuevo post). Incluso hemos conseguido que a mi amiga, ¡le pique el gusanillo del Patchwork!

Pues nada, agradecer desde aquí a la anfitriona, Marta, lo mucho que aprendí aquella tarde y a todas, lo bien que me lo pase. Sé que están pendientes de este blog, porque les comenté que iba a hacer una entrada sobre el curso y necesitaba su permiso para subir las fotos en las que pudiesen salir. Así que no me queda más remedio que enviarles la dirección para que lo vean ^_^

¡Un besazo chicas!

Deja una respuesta